Asma y Factores ambientales

Asma y Factores ambientales

¿Qué consecuencias tiene el ambiente en las personas con Asma?

El asma es una de las enfermedades respiratorias crónicas más frecuentes en el mundo. Entre las consecuencias que pueden desencadenar o agudizar los síntomas  se encuentran a través de la interacción de factores ambientales en los que se incluyen agentes infecciosos que están frecuentemente expuestos a las vías respiratorias como: humo de cigarrillo, alérgenos del hogar, pelos de mascota, hiperventilación por la actividad física y contaminantes ambientales que actúan sobre el sistema inmunológico y respiratorio del ser humano, aumentando así la posibilidad de efectos negativos sobre la maduración estructural y funcional del aparato respiratorio.

Image

En los últimos años la contaminación ambiental se deriva principalmente de la industria, vehículos de motor, concentración de gases del efecto invernadero, variabilidad de la temperatura, aumentos de épocas de polinización, virus respiratorios como en el que se está viviendo actualmente a nivel mundial como lo es el (Covid 19), entre otros. Lo cual pone en riesgo la salud respiratoria en los seres humanos aumentado el desarrollo de esta enfermedad. Las consecuencias sobre la salud dependerán del tipo de contaminante y el tiempo de exposición, interactuando así con el sistema inmunológico e induciendo cambios epigenéticos pro-inflamatorios agravando esta enfermedad. Adicionalmente, los contaminantes en los microambientes interiores se acumulan fácilmente debido a diversas emisiones y a una ventilación deficiente, causando efectos adversos para la salud.

Dentro del diagnóstico de los síntomas de la enfermedad se puede presentar: Tos seca, sensación de respiración insuficiente y opresión torácica, estos síntomas respiratorios pueden empeorar en la noche asociadas al sueño y en el día ligados a las actividades físicas. Conforme progresa un ataque de asma algunas reacciones que se pueden observar son: retracciones, agitación e incapacidad para hablar.

Quienes presentan esta enfermedad debe reducirse al mínimo la exposición a alérgenos, así como el contacto con personas que tengan infecciones víricas. Está indicado que se debe contar con esquema de vacunación completo con refuerzos anuales adicionales. Igualmente se aconseja consultar con su médico para el adecuado manejo del tratamiento, según la complicación de la enfermedad.

Imprimir   Correo electrónico